El conductor es responsable de hacer todo lo posible para evitar atropellar a los peatones. Los ciclistas, patinadores, o monopatinadores en un paso de peatones o camino de entrada privado son considerados peatones. Los conductores que van a doblar tienen que cederle el paso a los peatones en las intersecciones y en los caminos de entrada privados. Los conductores tienen que parar o cederle el paso de forma apropiada a los peatones que están cruzando la calle por un paso de peatones, por un camino de entrada privado o por intersecciones sin señales de tráfico.